miércoles, 17 de octubre de 2012

Cascadas Colosales


La naturaleza es un espectáculo, simplemente la salida del Sol por la mañana nos recuerda cuan milagroso es estar vivos y cuan milagroso es  poder ver como el astro rey dibuja su camino diario. Pero la naturaleza, como si de una buena artista se tratase, es versátil y tiene multitud de variantes que ofrecernos. Unos más modestos, otros más grandes, pero todos igual de importantes. Ahora bien, en el mundo artístico siempre hay una élite, unas obras monumentales que superan la media, y la naturaleza nos reserva algunas de ellas cuando se confabulan ciertos ingredientes con los que poder moldear cual escultor de poderosas manos. En el caso del que les voy a hablar, se necesita: agua, mucha agua; roca, piedra, sustento...; y gravedad; aparte de otros muchos ingredientes circundantes, como el tiempo, añadidura de paciencia diríamos (aunque la naturaleza nunca tiene prisa). Las cascadas, o cataratas, es uno de los espectáculos más bellos que nos ofrece la madre naturaleza. Una cantidad ingente de agua precipitándose por un abismo, provocando un sonido atronador que, mezclado con el impacto visual, nos resulta tan grandilocuente como fascinante.

Su formación se debe, en la mayoría de los casos, y explicado de forma prosaica para prosaicos como yo, cuando el agua discurre por una superficie dura y de pronto encuentra un terreno más blando, en ese caso el agua comenzará a socavar el terreno y a provocar un distanciamiento entre las dos bases, que el paso del agua y de cientos, miles, millones de años ahondarán. Hay diferentes estilos con diferentes términos, desde los saltos más altos hasta las cataratas más caudalosas, pasando por escalones, colas de caballo, cortinas, etcétera...

El espectáculo es tan bello como disfrutable, así que deleitémonos con algunas de las más monumentales, acudiendo in situ a sentir toda la fuerza y presencia de estos fenómenos maravillosos de la naturaleza llamadas cascadas o cataratas o saltos, o trueno de agua o salto del lugar más profundo o agua grande en algunas de sus denominaciones nativas.



El Salto Ángel - Venezuela



El Salto del Ángel se localiza en el Parque Nacional de Canaima (desde 1962), en el estado venezolano de Bolívar, al sureste del país, en una región conocida como La Gran Sabana. En lengua pemón se llama Kerepakupai Vená, que significa "salto del lugar más profundo" (la lengua pemón pertenece a la familia de los idiomas del caribe y es hablado mayormente por el pueblo pemón: indígenas suramericanos que viven por esa zona del parque nacional; se calcula en 30.000 su número).

Es el salto de agua más alto del mundo con una altura total de 979 m. y 807 m. de caída libre. Es generada desde el Auyantepui, (en la lengua de los pemones significa "la Montaña del Diablo"). El Auyantepui es un accidente geográfico conocido como tepuy: una meseta especialmente abrupta, con paredes verticales y cimas muy planas (la mayoría se encuentran en la Gran Sabana). Los tepuy son muy antiguos: datan del periodo en que América y África formaban un súper continente.  El Auyantepui es una meseta grande entre las grandes: tiene 2.535 m. de altitud y una superficie de 700 Km.2.



El salto era conocido desde la antigüedad por los indígenas. Su nombre de Salto Ángel es en honor a Jimmy Angel, un aviador estadounidense que en septiembre de 1937 aterrizó en la cima del Auyantepui. Incrustó la avioneta de forma abrupta, pero por suerte no sufrió ningún problema físico, ni él, ni ninguno de sus tres acompañantes, que tuvieron que regresar caminando (tardaron 11 días en volver al campamento). Un aviador muy intrépido. Y un salto gigantesco, angelical y hermoso entre los hermosos.

Llegar al Salto Ángel no es fácil, debido a los accidentes geográficos y la espesa vegetación, pero hay varias maneras de hacerlo. Se puede sobrevolar el salto en avioneta o helicóptero. También se puede acceder hasta la base del tepey remontando el río en canoas. O caminando a través de la selva, acompañado de guías, tardando unas 12 horas si se sale desde el campamento de Canaima, o días si se hace desde más lejos. Desde arriba del salto las vistas son espectaculares. Se puede hacer caída libre, incluso volar un rato con unos trajes especiales con alas antes de activar los paracaídas, pero eso ya para los más atrevidos y avezados, como los muchachos del vídeo que viene a continuación, donde podremos ver la excursión de este grupo de amigos hasta el Salto Ángel y el consiguiente salto como si de moléculas de agua que descendiesen a juntarse con el río se tratasen.




Cataratas del Iguazú - Argentina - Brasil


Las Cataratas del Iguazú se localizan en la provincia de Misiones y Parque Nacional Iguazú (Argentina) y el estado de Paraná y Parque Nacional do Iguaçu (Brasil). La frontera con Paraguay se encuentra cerca (a 13,8 Km.). Iguazú proviene del idioma guaraní, y significa Agua Grande. Los guaranies son un grupo de pueblos suramericanos cuyos habitantes viven en Paraguay, Argentina, Brasil y Bolivia. Lo hablan unos seis millones de personas.

Estas impresionantes cataratas están conformadas por 275 saltos de hasta 80 m. de altura y 2,5 Km. de frente. Está alimentado por el caudal del río Iguazú, que es afluente del río Paraná. El Iguazú nace en la Sierra del Mar, en el estado brasileño de Paraná y recorre 1.300 km (1.205 por territorio brasileño) antes de confluir en el Paraná. Las cataratas del Iguazú se producen 23 km. antes de esta confluencia.


Iguazú está lleno de senderos, pasarelas y escalinatas para pasear y adentrarse en prácticamente todas las zonas de las cascadas, pudiendo casi tocarlas. Dichos paseos están mayormente desde el lado argentino, mientras que del lado brasileño se tiene una gran panorámica del conjunto de Iguazú. Aunque la naturaleza no sabe de fronteras ni divisiones humanas, digamos que puedes disfrutar la colosal belleza de Iguazú adentrándote en la misma y sintiéndola de pleno en sus mismas entrañas u observarla más retirado admirando toda su magnitud desde la distancia. En el vídeo que viene a continuación podremos introducirnos en las cataratas por dicha red de galerías.





Las Cataratas del Niágara - Canada - USA


Niagara Falls se localiza en la zona oriental de América del Norte, en la frontera entre Canadá y EEUU. Es muy famosa y su conservación, explotación turística así como el aprovechamiento de la energía hidráulica se la reparten, a ambos lados y con sendos nombres iguales, Niagara Falls, el estado de Ontario en Canadá y el estado de Nueva York en EEUU (no confundir con la famosa ciudad de la gran manzana, que también pertenece al estado de Nueva York, aunque la capital de dicho estado es Albany, una ciudad de 95.000 habitantes y 2º asentamiento de las 13 Colonias que luego dieron lugar a la fundación de EEUU). Ambas ciudades de Niagara Falls fueron fundadas a finales del siglo XIX, con 55.000 y 83.000 habitantes la estadounidense y canadiense respectivamente.

Están alimentadas por el Río Niágara, un río de 56 Km. de longitud que comunica el lago Erie, al norte, con el lago Ontario, al sur. Por lo tanto, por las cataratas del Niágara pasa todo el agua de los grandes lagos, que es una enorme cuenca hidrográfica que contiene el mayor sistema de lagos de agua dulce del mundo. A su vez, el Río Niágara pertenece al colector del Río San Lorenzo, que conecta los grandes lagos con el Océano Atlántico, si contamos su totalidad (incluyendo el paso por los grandes lagos) tiene un recorrido de 3.058 Km.

Las cataratas del Niágara están compuestas por 3 cataratas, con una anchura total de 945 m. y una altura máxima total de 54 m. Su situación al nivel del mar es de 236 m. Niágara es una palabra de origen iroqués que significa "Trueno de Agua". Los Iroqueses son nativos de América del Norte, pueblo que se estableció alrededor de los grandes lagos. Todavía existen algunas comunidades de indios iroqueses. Su idioma nativo es el mohawk, se calculan que lo hablan unas 3.000 personas.


En medio del río y de las cascadas se encuentra Goat Island o Isla de Cabra. Esta isla tiene vegetación boscosa y está conectada al continente por dos puentes, por lo que se puede pasear por su interior por senderos y disfrutar de unas bellas vistas. Un ascensor permite acceder hasta el pie de las cataratas.

Con este vídeo nos acercaremos a las cataratas por medio de un aparato volador teledirigido. Interesante y divertido proyecto el de este muchacho.





Cataratas Victoria - Zambia - Zimbabue


Las Cataratas Victoria se localizan en la parte sur del continente de África, entre las fronteras de Zambia y Zimbaue: en el distrito Livingstone, en la Provincia del Sur, en Zambia, y el distrito de Hwange, en la región de Mashonalandia Occidental en Zimbaue. La zona está compuesta por dos parques nacionales, uno en cada país.

Sus aguas están alimentadas por el río Zambeze, que tiene una largura total de 2.574 Km. Nace en Zambia y desemboca en el Océano Índico. Es el cuarto río más largo de África y el más largo de los que desembocan en el Índico africano.  

Localmente son conocidas como Mosi-oa-Tunya ("El Humo que Truena"). Su nombre por el que es popularmente conocido se lo puso el famoso misionero y explorador escocés, Dr. Livingstone (de nombre David), que al visitarlas en 1855 las bautizó con el nombre la reina de Inglaterra: Victoria.


Miden aproximadamente 1,7 Km. de ancho y tiene una altura máxima de 108 m. (en su centro). Son muy llamativas y espectaculares ya que están conformadas por una sola cascada que forma una gran cortina de agua. El agua cae hacia una garganta (habiendo varias gargantas que se han formado a través de la erosión y del propio retroceso del salto - que dibujan sinuosas eses). Esta gran garganta confronta un muro natural a unos 110 de la caída por lo que, visto desde cierta distancia, da la sensación que el río desaparece, al caer por ese abismo estrecho.

Debido a estas características, el agua pulverizada puede ascender al cielo entre los 400 y 800 m. de altura, dependiendo de la estación, que varía mucho su caudal (mucho más que otras cascadas). Por lo que en tiempos de crecidas no se puede ver el pie de la cascada ni parte de las cortinas de agua, pero, por el contrario,  en la estación seca se puede ver perfectamente el lecho de la primera garganta donde cae el agua.  

Existe un puente, el Puente de las Cataratas Victoria, un puente en arco parabólico que une los países de Zambia y Zimbaue, construido en 1905 y con una longitud de 198 m. Está enfrente de las cataratas y es todo un espectáculo pasarlo, en épocas de crecidas te mojas completamente debido a la lluvia ascendente.

Hagamos un recorrido a pie para sentir toda la fuerza de las Cataratas Victoria de la mano de estos simpáticos excursionistas.


La Piscina del Diablo.

Devil´s Pool, posiblemente la piscina más espectacular del mundo, y de las más peligrosas. Debido a los bajos niveles de agua que se producen entre septiembre y diciembre, es posible bañarse al borde de las cataratas, pudiéndote asomar a sus 100 metros de altura mientras el agua no deja de discurrir y caer. La verdad es que impresiona, no deja de tener riesgos, pero debe ser toda una sensación que mezcla adrenalina y naturaleza. Y tú ¿te atreverías a darte un baño? Recuerden, solo entre septiembre y diciembre porque si no, la fuerza del agua les arrastraría por el salto.


Me ha llamado tanto la atención, y me ha gustado tanto, que creo que voy a tomarles unas instantáneas a algunos de los atrevidos bañistas de la Piscina del Diablo, al ritmo del rock and roll de los AC/DC.




Cascada Dettifoss - Islandia


Dettifoss es una cascada situada en la isla de Islandia, en el Atlántico Norte. Se encuentra en el Parque Nacional de Jökulsárgljúfur,  en el norte de la isla (parque desde 1973 que consta de 150 Km. 2). En 2008 se agregó  al Parque Nacional de Vatnajokull, el más grande de Europa con 12.000 Km.2.

Está alimentado por el río Jökulsa á Fjöllum, el segundo río más grande de Islandia (206 Km.), que a su vez es alimentado por el glaciar Vatnajökull, que se encuentra a unos 2.110 m. de altitud y tiene una superficie de 8.190 Km2 (cubre el 8% de la superficie de Islandia).

Tiene 100 metros de ancho y una caída de 44 m. de altitud. No es tan grande como los colosos anteriormente expuestos, aun así, está considerada la cascada más caudalosa de Europa.

Pero Dettifoss tiene una belleza especial, salvaje, inhóspita... Como especial es Islandia, llena de contrastes; una isla de fuego y hielo, de montañas y ríos, de mar y desiertos, de aguas frías pero también de aguas templadas.


Islandia se encuentra situada cerca del círculo polar ártico, al sur, y está enclavada en la dorsal mesoatlántica. La isla marca el límite entre la placa euroasiática y la placa norteamericana: ha sido creada por la intensa actividad del vulcanismo. Su alta actividad geológica da lugar a más de 200 volcanes, así como geiseres y balnearios. Pese a su latitud es relativamente cálida comparada con otras zonas del planeta que se encuentran a la misma altura. Tiene un clima denominado subpolar oceánico. Sus veranos son breves y frescos (máximas de 14 grados centígrados durante los meses de junio, julio y agosto), y las mínimas en invierno son de menos 2 grados centígrados, bajando rara vez de ahí. Muy pocas veces las aguas de sus costas se hielan.

Para llegar a las cascadas de Dettifoss haremos una excursión caminando durante un día, o mejor de dos (por mi como si son tres); realmente merece la pena. Atravesaremos llanuras boscosas, tundra, zonas desérticas, observaremos curiosas formaciones geológicas en las rocas, seguiremos el río... hasta llegar a la cascada, que impresiona por la fuerza del deshielo, por lo abrupto, indómito e inhóspito; un paisaje casi lunar, como si la luna tuviera agua y gravedad y de repente un inmenso témpano de hielo se descongelara.

1 comentario: